“VAMOS A PERDERLE EL MIEDO A LAS VACUNAS”: ABEL MARTÍNEZ

Zacatecas, Zac., 23 de julio de 2022.- Con una sonrisa en su rostro, la pequeñita Ana Victoria caminaba feliz tomada de la mano de su padre, Abel Martínez Muñoz, luego de haber recibido la primera dosis de la vacuna contra COVID-19.

Mientras las botargas de Minnie y Mickey Mouse animaban a decenas de niños y niñas en la fila del Palacio de Convenciones, Ana Victoria compartió que el piquetito que recibió en su brazo izquierdo no le dolió, como pensó que sucedería.

Hoy por la mañana, se despertó con nervios, pero jugó con su perrito, vio la tele un rato y se olvidó de las jeringas, por lo que se dispuso a ir por esa anhelada vacuna, que, sabe, le ayudará a protegerse del coronavirus.

Abel Martínez Muñoz, padre de Ana Victoria, celebró que por fin se haya logrado traer a Zacatecas la vacuna para niñas y niños de 5 a 11 años, y afirmó que valió la pena la espera, porque se trata de un tema de seguridad en salud a nivel mundial.

Para él, fue un día normal, pero, también, de conciencia cívica, al saber que, después de más de dos años, por fin, su pequeñita recibiría la primera dosis; ello le dio tranquilidad, pero eso no significa que no se sigan cuidando, ya que la pandemia continúa y no se debe bajar la guardia.

A las personas que aún no reciben el biológico, las invitó “a que le perdamos el miedo a las vacunas… al día de hoy, conocemos a una cantidad importante de gente que no cree y que no quiere vacunarse, es respetable, pero, para quienes lo podamos hacer, hay que acudir, es por la seguridad de nuestros hijos”.

También ya de camino a su casa, Arturito contó que hoy sábado se levantó con mucho ánimo, desayunó, vio una película con su familia y salieron rumbo al módulo del Palacio de Convenciones para vacunarse.

Una vez que llegó, se emocionó al ver a muchos niños, que, al igual que él, por un momento estaban nerviosos, pero al ver las botargas y escuchar canciones infantiles, se sintieron en ambiente, y una vez que la enfermera le inyectó la dosis, pudo decir que no sintió absolutamente nada de dolor.

Para Arturo Alejandro Montes, papá de Arturito, es importante que todas y todos los niños se vacunen, pues lamenta que por esta enfermedad hayan perdido la vida tanto jóvenes, adultos y adultos mayores.

Tras la aplicación de la vacuna a su pequeño, dijo que “se siente bien, porque en estos tiempos hay un repunte de la enfermedad y los niños están expuestos”; por eso, ahora que están disponibles las vacunas, es una responsabilidad llevarlos a que reciban su dosis.

Tanto Ana Victoria como Arturito invitaron a sus compañeritos de la escuela, primos, amigos y vecinos a que se pongan la vacuna porque eso les permitirá no enfermarse de gravedad y, además, que regresen con mayor seguridad a la escuela.

Ante el actual repunte de contagios, Abel Martínez y Arturo Montes pidieron a las personas no perder la oportunidad de vacunarse, así como a continuar con las medidas de protección, como son usar cubrebocas, gel antibacterial, no aglomerarse y guardar la sana distancia.

—ooOoo—