EL QUEBRANTO DEL ISSSTEZAC TIENE RESPONSABLES, AUNQUE NADIE QUIERA ASUMIR COMPROMISOS

Revista Malinali/Opinión

Zacatecas, Zac.- En las últimas semanas, la opinión pública ha conocido diversos puntos de vista en torno a la problemática y quiebre financiero del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales del Estado de Zacatecas (ISSSTEZAC); una de ellas, la del gobernador en funciones Alejandro Tello, quien ya presentó una reforma a la Ley de este instituto, y la del gobernador electo, David Monreal Ávila, quien, sin tapujos, ha señalado que el quebranto tiene nombres y apellidos.

Existió y existe, dijo, una Junta de Gobierno, y hay responsables, incluso por omisión.

El abordaje que la bomba del ISSSTEZAC ha tenido y que se intensificó en los últimos meses de la administración de Alejandro Tello, tiene como uno de los centros de análisis la reforma a la Ley del instituto que el Ejecutivo estatal presentó al Poder Legislativo y que en palabras del gobernador en funciones “no busca vulnerar ni lastimar a las y los trabajadores” y sí generar las condiciones para que se respete la jubilación de los derechohabientes.

En este sentido, Monreal Ávila también se ha sumado a este debate y ha pedido a los diputados zacatecanos “estar a la altura” en la discusión de la reforma a la Ley del ISSSTEZAC, pese a los intentos de algunos legisladores actuales como Susana Rodríguez Márquez, del Verde Ecologista, quien simplemente quiso lavarse las manos y pasar el tema a la legislatura entrante.

Existe, sin embargo, una clara diferencia en el abordaje de la crisis financiera entre los dos gobernadores, pues es hasta ahora, cuando un mandatario ha alzado la voz y ha exigido que los responsables asuman las consecuencias que por años tuvo la mala gestión y el millonario saqueo, responsables que pertenecieron a una Junta Directiva, a gobiernos estatales y responsables que permitieron, en acción u omisión, la quiebra del sistema de pensiones afectando a miles de trabajadores zacatecanos y que hoy gozan de total impunidad.

David Monreal, en campaña y ya como gobernador electo, ha sido claro en señalar que los trabajadores no merecen tener la incertidumbre de los malos manejos que por años ha tenido el ISSSTEZAC y ha sido reiterativo en afirmar que los responsables deben asumir las consecuencias de sus yerros y malos manejos. Y esa es una diferencia de fondo entre ambos mandatarios para intentar salvar la seguridad social de miles de zacatecanos.

La opinión pública ha conocido esta postura del gobernador electo, y éste ha señalado que en el tema del ISSSTEZAC hubo mala gestión y saqueo millonario, mientras se siguen pagando altos sueldos a la clase burocrática privilegiada.

A David Monreal no le ha temblado la mano para decir, de manera abierta, el lamentable saqueo del dinero de los propios trabajadores que al día de hoy, no cuentan con la certeza de su futuro ante la falta de liquidez en el fondo de pensiones y las pérdidas millonarias que ha tenido la línea empresarial del Instituto, llámense hoteles, centros recreativos, tiendas etcétera.

El llamado del gobernador electo tiene destinatario, y en este conflicto, se incluye a la parte patronal, a los representantes sindicales, a la clase política y a los trabajadores, únicos afectados.

Ayer mismo, en un mensaje a los zacatecanos, David Monreal Ávila dejó muy claro que aun cuando en este momento nadie se quiere hacer responsable del quebranto del ISSSTEZAC, existió una Junta de Gobierno que autorizaba los préstamos y pensiones y que evidentemente conocieron todas las irregularidades en el manejo de los negocios empresariales. Un ejemplo de ello es que ningún director siguió las acciones que de manera puntual se hizo en la Reforma del 2015.

Una cosa es cierta, con la llegada de Monreal Ávila al gobierno de Zacatecas se avecina una urgente y necesaria reingeniería salarial y estructural como parte de las muchas acciones que se llevarán a cabo para dar certeza a los únicos afectados: los trabajadores al servicio del Estado.