ATIENDEN AFECTACIONES PROVOCADAS POR LLUVIAS EN GUADALUPE, ZACATECAS Y PÁNFILO NATERA


 
Zacatecas, Zac.- Juan Antonio Caldera Alaniz, titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil, informó que la corporación atendió las afectaciones provocadas por la lluvia torrencial con chubascos fuertes que se presentó ayer por la tarde en la capital zacatecana y por la noche en el municipio de Guadalupe.
 
De acuerdo al informe de las estaciones meteorológicas, la precipitación pluvial en Zacatecas arrojó 38.0 milímetros, en el municipio de Guadalupe fue de 45.3 milímetros y en Pánfilo Natera de 77 milímetros, sin afectación a viviendas.
 
Lo anterior, ocasionó importantes encharcamientos en partes bajas del municipio de Zacatecas, tal fue el caso de las avenidas San Marcos, Cinco Señores, Luis Moya y calle Nueva Celaya, así como el paso de desnivel de la Máquina 30-30 y, además, hubo el derrumbe de una barda en la Peñuela.
 
Por la noche, en el municipio de Guadalupe, a través del sistema de emergencia 911 y en la línea directa de la Coordinación Estatal de Protección Civil, se recibieron reportes de encharcamiento en la avenida Pedro Coronel, Centro de Guadalupe, Villas Mariana, Villas Monasterio y en la comunidad de Martínez Domínguez.
 
En el puente de desnivel del fraccionamiento de Santa Rita se reportó un vehículo atrapado entre el agua, la cual subió en un importante nivel. Asimismo, hubo vehículos afectados en Bernárdez y en las instalaciones de la Policía Estatal Preventiva (PEP), el derrumbe de una barda en la colonia Conventos Uno, la cual provocó el ingreso de la lluvia al domicilio, ocasionando daños en enseres domésticos.
 
También en la colonia la Fe, del municipio de Guadalupe, se recibió el reporte de la caída de una barda afectando una vivienda.
 
En gran parte, señaló Caldera Alaniz, los encharcamientos son consecuencia por la falta de mantenimiento de las alcantarillas y la basura, que de manera imprudente es arrojada sobre las calles.
 
Para ello, la Coordinación Estatal de Protección Civil exhortó respetuosamente a los presidentes municipales para que, conjuntamente con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), realicen trabajos de desazolve en ríos, arroyos, debajo de los puentes y en zona urbana.
 
Con lo anterior, señaló, se evitarían encharcamientos o futuras inundaciones y, desde luego, daños o afectación a la población.
 
En las próximas 24 horas, se espera lluvia por la madrugada y noche con chubascos de 20 milímetros y superiores, con tormentas aisladas en los municipios que se ubican en el norte, noroeste y sur del estado.
 
Debido al tiempo lluvioso, se recomienda a la población no cruzar arroyos, ni ríos en zonas rurales. En caso de circular en vehículo procurar bajar la velocidad, utilizar las luces intermitentes, respetar las señales de tránsito y no cruzar encharcamientos importantes.
 
Caldera Alaniz destacó que la presencia de la torrencial lluvia se debió a la entrada de humedad en el Pacífico y una baja presión.