POR ACCIÓN U OMISIÓN, LA CRISIS DEL ISSSTEZAC TIENE RESPONSABLES  

Por Guillermo Correa Pacheco  
 
La actual situación financiera del ISSSTEZAC es el cúmulo de yerros en sus diversas administraciones, algunas por acción u otras por omisión, pero nadie se salva de la responsabilidad en turno que tuvieron para prever o remediar la insana proyección financiera del Instituto. 

Recordemos que este organismo nació pagando pensiones jubilatorias, es decir, jamás tuvo el tiempo para capitalizar su fondo a corto, mediano y largo plazo; su capacidad de exigencia de cobro de cuotas no enteradas ha sido nula y ha sido hasta patrocinador del deporte zacatecano. 

Su esencia de instituto pensionador perdió rumbo cuando destinó gran parte de su presupuesto a la inversión de negociaciones, tales como hoteles, centros de recreación, salones de eventos, inmuebles, etcétera y su manejo resultó una quiebra, además de la suma de centenares de trabajadores de estas negociaciones que pasaron de un estatus laboral de iniciativa privada a burócratas con enormes beneficios gracias a su sindicación. 

Por otra parte, algunos de sus entes públicos que cotizan a este instituto, como es el caso del Colegio de Bachilleres (COBAEZ), jamás le han sido asignado presupuesto alguno en este rubro de seguridad social local.  

En este sentido, ya sea cuota patronal del 24 por ciento como lo es en la actualidad, o del 35 por ciento que prevé el proyecto de reforma, estaría condenado a su nula captación de capitalización, como la historia reciente lo ha demostrado en la que el gobierno del estado tuvo que donar un predio con valor estimado de 500 mdp, a fin de abonar parte de la deuda que crece día con día. 

Así entonces las causas son multifactoriales, los remedios no serán únicos ni absolutos, la intervención del gobierno estatal para el mantenimiento de este instituto parece inminente y de carácter subsidiario.  

Lo único seguro de esta grave situación es que no existe más tiempo para ser omiso y el manotazo sobre el escritorio ejecutivo es inminente.