🔶 YA LO HABÍAN ADVERTIDO: “NOS HUBIERA IDO MEJOR SOLOS, CLAUDIA SE VA A DOBLAR”

Guillermo Correa

Hace un par de meses saludé a un par de viejos lobos de mares tricolores de la vieja escuela. Desayunaban en un conocido restaurante de por La Encantada y apenas un domingo antes Claudia Anaya había tomado protesta como candidata a la gubernatura por la alianza Va por Zacatecas (PRI-PAN-PRD).

La cuchillada por la espalda a Fito Bonilla estaba reciente y acepté el café que me ofreció el mesero mientras los comensales terminaban su almuerzo.

Ambos son sobrevivientes de las viejas glorias del tricolor, uno de ellos ha mantenido y mantiene una pública amistad con Ricardo Monreal Ávila mientras que el otro es ejemplo de la institucionalidad y disciplina priísta.

Ambos, en el transcurso de los minutos de charla, coincidieron en un punto: Claudia Anaya, su candidata, no va aguantar la campaña, se va a doblar y se va ir para abajo.

Conocedores de las veredas y senderos que mantienen aún con vida al PRI, advertían el eventual descarrilamiento de la candidatura de Claudia Anaya en un escenario adverso para ella y para el propio Revolucionario Institucional con la alianza con el PAN y PRD.

Te aseguro que con nuestros propios candidatos, con nuestra estructura, nos iría mejor; hubiéramos dado la pelea, incluso estaríamos peleando la gubernatura, pero sin la alianza, reiteraban entre sorbo y sorbo de café. Al final, coincidían, el PAN será el único ganador.

“Al tiempo, verás que Claudia no aguanta”, me espetó el otro mientras me despedía del par de vetustos personajes, de esos que tienen “la sábana muy meada” en estos temas.

Sus palabras, casi dos meses después, parecen describir perfectamente el encontronazo que hoy registra la ojiverde y donde, efectivamente, la candidata ha perdido el control de este proceso electoral.

Su acartonamiento e imposibilidad de reaccionar adecuadamente quedó de manifiesto el pasado domingo cuando Miriam García Zamora, candidata de Fuerza por México sencillamente la noqueó cuando en balbuceantes acusaciones dejó entrever posibles actos de corrupción de su asociación para ayudar a discapacitados durante el debate de aspirantes a la gubernatura celebrado el pasado domingo.

Su errático comportamiento y el de su propio equipo y personeros volvió a quedar manifiesto desde hace unos días cuando se filtró una encuesta de la empresa Parametría que da amplia ventaja a David Monreal.

El estudio, desde que se dio a conocer, prendió los focos rojos en la cúpula de mando del PRI que encabeza a Enrique Flores. Caras largas y de frustración son la que permean desde hace unos días en el edificio de la avenida Reyes Heroles.

En el cuartel de guerra de Claudia, apenas alcanzaron a esbozar intentonas para primero negar, y luego justificar los datos que arroja Parametría y que son afines con otras reconocidas casas.

Hoy, el cubetazo de agua helada de Parametría los volvió a dejar temblando cuando en entrevista con el periodista Francisco Elizondo, el director asociado de esta empresa, Francisco Abundis, confirmó la veracidad de los resultados de la encuesta que da una amplia ventaja a David Monreal Ávila como candidato de la coalición Juntos Haremos Historia por Zacatecas.

En la entrevista con Paco Elizondo, palabras más, palabras menos, Abundis precisó que el estudio es real y Parametría posiciona a Monreal Ávila con 52 por ciento de preferencia electoral bruta y ubica con un 28 por ciento de preferencia bruta a Claudia Anaya, es decir una diferencia de 24 puntos.

Y para no dejar cabo suelto sobre este tema y es donde aún se aferran desesperados desde la casa de campaña
de Claudia Anaya, el director de Parametría explicó que como la encuesta no ha sido publicada en medios impresos o electrónicos, aún no corren los tiempos para notificar los órganos electorales nacional y estatal.

“Solos nos hubiera ido mejor”, advertían apenas unos meses atrás los experimentados priistas. Y si, parece que tenían toda la razón.