⬆️ LA EMPATÍA DE DAVID

Acucioso, sereno, altamente sensible y con una profunda claridad de la desastrosa realidad de Zacatecas, David Monreal Ávila se apresta para iniciar la campaña electoral el domingo cuatro de abril, con la certeza de que si bien las encuestas lo favorecen absolutamente y hasta con 20 puntos de diferencia sobre su más cercano perseguidor, no se confía pues afirma que, de darse el triunfo de la Cuarta Transformación “no será por coyuntura, sino por la necesidad de derrotar a la vieja clase política que ha significado la desgracia para este país, y en la que Zacatecas no está exento”.

Hacía mucho tiempo que no platicaba con el virtual candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, al Gobierno de Zacatecas, a quien saludé el domingo en una plática informal y en la que corroboré mis dichos de siempre: David es la mejor alternativa para gobernar Zacatecas, por muchas razones, me explico:

Encuentro a un aspirante claro, fresco -más fresco que de costumbre-, consciente, animoso, alegre, sonriente, sensato y hasta bromista, pero sobre todo a un hombre decidido a encontrar lo que ningún otro candidato al Gobierno de Zacatecas había buscando antes: “el ser” del individuo, del zacatecano promedio que se involucra y participa en la política generando opiniones y emitiendo su voto, pero que no va más allá pues no es escuchado, tampoco atendido en sus necesidades interiores y que en tiempos como los actuales se vuelve imperioso resolver.

David, así lo percibo, ha madurado su concepción política y la forma en que debe encarar el reto 2021, y eso se debe en gran medida a la larga experiencia recogida durante los últimos años en los que transitó por posiciones clave en el Poder Legislativo y el Gobierno Federal, siempre sirviendo con altura de miras a los zacatecanos.

Y aunque no me lo dijo textual, concluyo que su idea de interiorizar en los ciudadanos se debe a la necesidad de empatía que todos debemos sentir por el otro, por nuestros semejantes, y hacer que, en el marco de una campaña política diferente por motivos de la pandemia, sean escuchados y atendidos en todo lo que planteen, pues de eso se trata. Esa es la apuesta del aspirante al Gobierno de Zacatecas por la Coalición “Juntos Haremos Historia”, y por supuesto que la agradezco, la valoro y la apoyo.

De modo que, ahora entendemos mejor y se responden algunas interrogantes que muchas veces, algunas personas, se plantearon respecto de los niveles de aceptación de David Monreal, en todas las encuestas, mismos que, lejos de disminuir o debilitarse, se mantienen y hasta se incrementan con el paso de las semanas, precisamente por la naturaleza en la personalidad del fresnillense: más sensible, más humano, y profundamente conocedor de la realidad de Zacatecas.

A tres meses de la elección más importante de las últimas décadas, considero que a David ya nadie lo baja, a menos que ocurra un desastre inesperado, o que los de enfrente cometan locuras como suelen hacerlo cuando se sienten acorralados y desesperados, a punto de perder sus canonjías y privilegios, lo cual advierto lejano pues la gente, parafraseando al presidente Andrés Manuel, ya despertó, ya está más avispada.

El cambio, tan esperado y anhelado por muchos, por la inmensa mayoría de los zacatecanos, está tocando a nuestra puerta, démosle entonces una cálida bienvenida.

Hasta la próxima.