馃搶 IMPULSO A MUJERES EMPRENDEDORAS E INDUSTRIALES

Por David Monreal 脕vila

Para superar los desaf铆os socioecon贸micos que nos plantea la actual pandemia, cuya duraci贸n e impacto han sido m谩s profundos de lo que se esperaba en un primer momento, ser谩 de vital importancia la participaci贸n de todas y todos los mexicanos. Estamos ante una valiosa oportunidad para reconocer e impulsar el importante papel de las mujeres en todas las esferas de la vida p煤blica, incluyendo la econom铆a. Es verdad que en M茅xico hemos avanzado con leyes a favor de la equidad de g茅nero, y en el caso particular de los puestos de gobierno y la educaci贸n, esta igualdad se manifiesta con porcentajes equilibrados entre hombres y mujeres. Ahora es momento de que esta equidad tambi茅n se refleje en el 谩mbito industrial y econ贸mico. De acuerdo con el INEGI, en nuestro pa铆s tres de cada cinco nuevas mipymes son lideradas por mujeres, pero en rubros como la investigaci贸n, ciencias, construcci贸n, sector metalmec谩nico y altos puestos directivos a煤n sigue existiendo una marcada brecha de g茅nero. Si consideramos que m谩s del 50% de nuestra poblaci贸n y de los egresados de las instituciones de educaci贸n superior son mujeres, esto significa que estamos desaprovechando una buena parte de nuestro capital humano. Las mujeres son una parte fundamental de la econom铆a, y es clave ofrecerles igualdad de oportunidades para aprovechar al m谩ximo su talento y potencial, porque el 茅xito de las mujeres es sin贸nimo de una mejor sociedad y un pa铆s m谩s pr贸spero.

Para alcanzar la equidad empresarial, econ贸mica y pol铆tica es necesario cerrar las brechas de g茅nero, comenzando por la educaci贸n de las ni帽as y ni帽os, para inculcarles los valores de respeto, igualdad y libertad, y romper con los paradigmas que lastran el potencial de las mujeres y el pa铆s. Las labores cient铆ficas, empresariales e industriales pueden ser realizadas por cualquier profesionista capacitado, mujeres y hombres, por lo que es factible proponer cuotas e incentivos de g茅nero como ya se ha realizado en el gobierno, con flexibilidad y respeto a los lineamientos laborales existentes, y favorecer as铆 la presencia de mujeres en la industria y en la ciencia. Adem谩s, las pol铆ticas p煤blicas deben ser sensibles a las necesidades de las mujeres: el 73% de las mujeres trabajadoras tambi茅n son madres de familia, por lo que se requieren permisos de maternidad, financiamientos especialmente dise帽ados de acuerdo con sus necesidades, y apoyo a madres solteras para que puedan continuar con su desarrollo laboral y profesional. Adem谩s de empresarias y profesionistas, las mujeres dedicadas a la crianza de los hijos y el trabajo dom茅stico tambi茅n realizan una enorme aportaci贸n a la econom铆a, y estas actividades son dignas y trascendentales, por lo que es fundamental ofrecerles seguridad social y reconocer su aportaci贸n y esfuerzo. Al respecto, en la actual administraci贸n se ha dado un paso significativo con las reformas a la Ley Federal del Trabajo, reconociendo as铆 los derechos y prestaciones laborales de las trabajadoras del hogar.

Otro punto cardinal es generar confianza en las mujeres y concientizaci贸n entre los hombres, para que sean reconocidas plenamente en la sociedad como pares igualmente valiosas. Programas de empoderamiento para las mujeres y de difusi贸n de mujeres exitosas en la ciencia y la industria pueden impulsar el reconocimiento de las mujeres y la confianza en sus grandes aptitudes, en saber que son fuertes y capaces de abrirse camino en cualquier 谩mbito laboral y econ贸mico.

Liga:

El 茅xito de las mujeres es sin贸nimo de una mejor sociedad