SE CALIENTAN LOS ÁNIMOS PREVIO A LA RENOVACIÓN SINDICAL DE LA SECRETARÍA DE SALUD

 

Previo a la emisión de la convocatoria que de rumbo a la renovación de la dirigencia de la sección 39 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS), hoy en manos de la priísta Norma Castorena, el ambiente entre este sector se calienta día a día y sube de tono entre quienes hasta el momento han levantado la mano para buscar ocupar este cargo.

Desde descalificaciones internas hasta promociones abiertas, dan inicio ya a lo que será un proceso intenso de renovación de uno de los sindicatos más importantes a nivel nacional y estatal.

En Zacatecas, se calcula que este gremio sindical aglutina a alrededor de 8 mil 200 trabajadores, cifra por demás nada despreciable para nadie, menos para los partidos políticos.

Y es que de acuerdo a los tiempos del Sindicato (que no los de Norma Castorena, como ha querido hacer creer a más de un embaucado), el “humo blanco” de la convocatoria ya se puede oler hasta Zacatecas, intensificando las promociones internas.

Así que desde hace unos días a la fecha, lo mismo se les ve en grandes y costosos convites en Paraíso Caxcán, tomándose la fotografía con alguna legisladora federal o estatal, que sacándose sus “trapos” entre las bases para ganar tiempo al tiempo.

 

Y quien que de plano ya no aguantó ni el Reglamento de Elecciones ni tiempos, fue la enfermera Olga Velázquez Esparza, candidata a ocupar la dirigencia sindical, quien a través de los diversos grupos de redes de trabajadores de la Secretaría de Salud de Zacatecas, comenzó a circular ya su publicidad de la planilla Tinto, resaltando el supuesto apoyo que pregona de parte de un grupo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Bajo la premisa de que tanto es tantito, su imagen comenzó a circular para dejar en claro sus intenciones de contender bajo cualquier circunstancia.

Y mientras que la actual dirigente Norma Castorena busca afianzar su respaldo con algunas figuras priístas como la diputada local Karla Valdez o la legisladora federal Lyndiana Bugarin, de la otra parte, Olga Velázquez, se toma la foto con el alcalde de Guadalupe, Julio César Chávez Padilla u otros actores de Morena para hacer el contrapeso.

Lo cierto es que en este choque de trenes, como siempre, quien sale perdiendo es la base trabajadora que ven como de nueva cuenta, son los intereses políticos, de partido y de gobierno los que buscan prevalecer en la renovación de la sección 39 del SNTSS.

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *