“¡Es lo que hay…! de frutas, verduras y legumbres”

Corrupción y opacidad acabaron con el esquema del Fondo Minero

Literal. Acabaron con la gallina de los huevos de oro. Y ahora llega el tiempo de las plañideras, quejas, lloriqueos y acusaciones. La nueva distribución del Fondo Minero será un fuerte golpe principalmente para Sonora, Chihuahua y por supuesto Zacatecas, estados que concentraban casi el 63 por ciento de estos millonarios recursos.

La sombra de la corrupción que existía en lo más arraigado del Fondo Minero fue una de las causas para que desde el Gobierno Federal se decidiera poner fin a este esquema por lo menos como se conocía ayer.

Creado en 2013, el Fondo Minero nació con el propósito de generar inversión en los lugares donde se realizaba la explotación minera; de esta forma, durante casi seis años, 28 estados de la república y sus gobiernos municipales recibieron estos recursos. Hasta el año 2017, se habían distribuido 11 mil 700 millones de pesos.

Pero la duda sobre el manejo poco transparente de estos recursos que hacían los gobiernos estatales y municipales comenzó a generar serios cuestionamientos, principalmente sobre si éstos llegaban a las comunidades donde se generaba la actividad económica.

El fantasma de la opacidad y la corrupción ponían en duda la viabilidad del Fondo Minero.

Tan solo del año 2014 al 2017, Zacatecas, Durango, Chihuahua y Sonora recibieron 8 mil 762 millones de pesos, de los cuales, 3 mil 17 millones quedaron en el aire, sin saber a ciencia cierta dónde está ese millonario recurso.

Estas y otras irregularidades prendieron los focos rojos de dependencias federales como la SEDATU, quienes comenzaron a evidenciar cómo los números no cuadraban y se hacía evidente la corrupción imperante en el Fondo Minero.

Ayer por la noche, la Cámara de Senadores aprobó que los recursos del Fondo Minero tengan otro esquema y sean operados por otras dependencias para buscar que los recursos lleguen a un mayor número de personas.

Para Zacatecas esto representa un fuerte golpe a su ya mermada economía, es verdad, y hoy surgirán las voces que hasta hace poco no gritaban ni señalaban la corrupción en el Fondo, y sin duda, las dos senadoras zacatecanas que votaron en contra de esta decisión, Claudia Anaya y Geovanna Bañuelos, buscarán aprovechar esta coyuntura para llevar agüita a su molino a ver cuánto le pueden exprimir al tema.

 

Cartilla Moral para operadores del PRI en el Gobierno Federal

En días pasados, la Delegación de Programas para el Desarrollo en Zacatecas comenzó la distribución de la llamada Cartilla Moral, documento que tiene por objetivo fortalecer los valores familiares y comunitarios en la sociedad mexicana que promueve directamente el Gobierno de México y el presidente Andrés Manuel López Obrador.

A su llegada y distribución de los 66 mil tomos, muchos de los integrantes zacatecanos de la 4T pidieron, más en serio que en broma, que dicha Cartilla sea entregada con especial atención y acuse de recibido, a los operadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que están incrustados en las dependencias del Gobierno Federal y los cuáles se han convertido en verdaderos obstáculos en el avance del trabajo.

Y como ejemplo de ello, están los Centros de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader), donde algunos jefes de ventanilla se han obstinado en obstaculizar la entrega de apoyos para los campesinos y productores, queriendo imponer y utilizar los programas para beneficiar a los grupos priístas de siempre; o el caso de la Secretaría de Educación y los maestros federalizados, quienes aún pretenden utilizar los recursos públicos para apoyar al Partido Nueva Alianza.

A ellos, se les debe entregar esta Cartilla Moral para que entiendan de una vez que hay un cambio en proceso.

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *