LA SCT ZACATECAS, ¿UNA RED DE CORRUPCIÓN CON LUIS PESCHARD?

Por Andrés Vera

El sexenio de Miguel Alonso se vio caracterizado por el pago del diezmo en la entrega de contratos para la obra pública. Ya son muchas las denuncias en contra del anterior Gobernador por una serie de corruptelas organizadas por medio de una Red que manejaba sus operadores más cercanos y el propio hermano.

Ahora, algunas fuentes informativas pretenden demostrar que no sólo en los entes de la administración estatal hervía la corrupción, sino también e instancias federales bajo la complicidad de Alonso. Aquí entraría la Secretaría de Comunicaciones y Transportes Delegación Zacatecas que hasta noviembre del 2016, Luis Alfonso Peschard Bustamante fue el titular de la dependencia y Secretario de Infraestructura en el primer trienio de Miguel Alonso.

La SCT bajo el mando de Peschard registró varios señalamientos por contratos irregulares. Inclusive, al propio delegado se le fincó en medios – y porque su hijo publicó en su cuenta de Facebook que el funcionario había comprado una avioneta-, una acusación de enriquecimiento exacerbado ya que dicha aeronave no estaba incluida en su declaración patrimonial.

El 5 de enero del 2016, los señalamientos comenzaron a surgir de manera pública por irregularidades en la SCT. Se acusó que Luis Pérez Castañón quien tenía un puesto como jefe de oficina y un salario de 18 mil pesos mensuales, poseía propiedades por 30 millones de pesos y fundó una empresa con capital de 700 millones de pesos, además que la SCT ha establecido contratos por más de 100 millones de pesos con las empresas Corporativo Internacional Cristal, Coprocer Jurídico e Importadora Comercializadora JJL. Dichas compañías son propiedad de Rodolfo Carlos Carrillo Muñoz, quien las ha constituido con empleados, incluyendo a su empleada doméstica. Ante esto Peschard Bustamante descartó conflicto de intereses en este caso y dijo “no hubo ni habrá favoritismo de licitaciones al interior de la SCT”.

Luis Alfonso Peschard Bustamante dejó la Dirección General del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Zacatecas, posición que ahora asume Bernardo Gutiérrez Navarro. Los señalamientos por corrupción de Peschard y compañía hicieron que, además de la cercanía con Miguel Alonso, fuese despedido de la dependencia federal.

Sin embargo, ahora el tema revive, y es que algunas empresas que fueron agraciadas en el sexenio de Alonso, pretenden trabajar de nueva cuenta para el quinquenio tellista, cuestión que desagrada a varios constructores de entre los socios de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, quienes han percibido la Influencia del expresidente de dicha Cámara, Francisco Carillo Pasillas, personaje que trata de incidir en dicha organización pues trataría de encubrir los actos ya que presumen constructores podría estar involucrado. Socios ya estudian sus declaraciones públicas las cuáles no se apegan a la realidad porque no precisa los conflictos de interés con otras empresas a las que se favoreció en su ejercicio.

Varios nombres y empresas que bajo la complacencia y protección de Peschard, obtuvieron contratos, de 7 cuales, según algunos inconformes, no fueron realizadas se pondrán al descubierto pues ya existen investigaciones particulares para dar con elementos comprobatorios de su participación en una Red de Corrupción que para empresarios en el ramo, no puede seguir vigente para la administración estatal actual.

En la SCT, Ma. Concepción Mata Saenz, en la Subdirección de Administración, posee empresas que bajo la tutela de su hijo, la cuál se dedica a construir señalética para caminos, tendría procedimientos administrativos y penales federales por desvío de recursos en Chihuahua.

Otro de los que podría estar implicado es Silvestre Javier Avena Merino, quien operaba bajo la dirección de Peschard la Residencia General de Carreteras Federales. Su empresa de nombre Coproser y/o Lic. Carrillo se dedica a los estudios para la construcción de caminos y pago de indemnizaciones de derechos de vías e instalaciones eléctricas.

Aquí surge de nueva cuenta el nombre de Luis Pérez Castañón, cuyas empresas son Concat S.A de C.V, Calidad y Más Calidad S.A de C.V, Elecasas S.A de C.V,; las cuales estarían implicadas en asociaciones con otros centros SCT en Nuevo León y Chihuahua.

De igual forma, ya se investiga a Jorge Raúl Aguilar Villegas, que tenía a su cargo en el mando de Peschard la Subdirección de Obras y cuya empresa es Farenheit, la cual se dedica a realizar obras complementarias para puentes y caminos. Dicha constructora realizó trabajos en el puente de Martínez Domínguez en Guadalupe y supuestamente se vio favorecido al adaptar accesos y drenaje para una finca que tiene en las cercanías.

Quien posee mayor número de empresas es Peschard. Una de ellas, CATHEDRAL S.A de C.V, fue favorecida con la remodelación de la Alameda capitalina durante el mandato de Carlos Peña Badillo en el Ayuntamiento cuyo proyecto inicial fue de 25 millones de pesos pero finalizó con casi el triple de su costo original.

El 3 de diciembre del 2012, integrantes de la organización Pro Alameda Trinidad García de la Cadena acudieron al Congreso de Zacatecas para pedir información que no obtuvieron de la Secretaría de Obras Públicas del Gobierno del Estado, encabezada por Luis Alfonso Peschard en ese entonces

Además, Peschard cuenta con otras 3 empresas, CREATUM S.A de C.V, representada por Rubén Saldivar Alcalde; Grupo Inmobiliario Constructor Geabe S.A de C.V representada por Javier Acuña Landeros; y Espacio Urbano y Construcciones S.A de C.V, encabezada por Jorge Eduardo Hiriartt, a quien el expresidente pretende impulsar para presidir la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Zacatecas y continuar el reinado.

toma

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *