ESTATALES Y GUARDIA NACIONAL ROMPERÁN CERCO EN PEÑASQUITO

Zacatecas, Zac.- El Gobernador Alejandro Tello anunció que, ante la incertidumbre que se ha generado por la nueva toma de la Mina Peñasquito, en Mazapil, Zacatecas, se ha solicitado que, mediante el diálogo, la concertación y los acuerdos, se liberen los accesos del complejo de extracción minera.
 
En conferencia de prensa, el jefe del Poder Ejecutivo estatal informó que, ante esta situación, que ha llegado a su límite, en conjunto, los Gobiernos de Zacatecas y el de México han desplegado en el lugar 100 elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la Guardia Nacional para mantener libres los accesos a la mina mientras continúan las mesas de negociaciones, en las que ya se ha avanzado en 14 de 19 puntos.
 
“Mi postura siempre es a favor de los zacatecanos, pero al margen de la ley, y la exigencia de la empresa estadounidense-canadiense es que se brinden las condiciones de seguridad para seguir sus operaciones”, externó Alejandro Tello.
 
Aclaró que el Gobierno del Estado, en el ámbito de su competencia, siempre se ha conducido con una actitud de diálogo con los involucrados en el conflicto en la Mina Peñasquito, propiedad de Newmont-Goldcorp, pero que ni el Estado ni el bienestar de la gente pueden estar sometidos a los intereses personales o caprichos de líderes o de una empresa, como es el grupo que mantiene la toma en Mazapil.
 
El Gobernador Tello aclaró que, en lo local, existe ya una orden de desalojo dictada por un juez del Poder Judicial en contra de quienes han bloqueado la mina; además, en el ámbito federal, existen otras por el impedimento al comercio y por amenazas.
 
“La gente solicita que no cierre la mina y, para continuar con las mesas de negociación, el Gobierno del Estado debe brindar las condiciones de segurida. No queremos que este conflicto se convierta en una confronta, que no se desate la violencia ni mucho menos que haya pérdidas humanas”, expresó.
 
Alejandro Tello reiteró que siempre prevalecerá el diálogo en busca de acuerdos, pero la orden es que la Guardia Nacional y la Policía Estatal Preventiva permitan el acceso a la Mina Peñasquito para continuar las labores de extracción y, además, continúen las mesas de negociaciones.
 
“En este conflicto estamos inmersos todos, tanto el Gobierno Federal como el Gobierno del Estado y las autoridades municipales, pero esto escala en todos los ámbitos, porque se pone en riesgo la estabilidad económica, se pierden miles de empleos y el bienestar para los zacatecanos”, remató el mandatario estatal.

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *