ELIMINAR “VIOLENCIA INNECESARIA” EN PROCESO DE EMBARAZO, PARTO Y POSTPARTO

Zacatecas, Zac.- Ante el pleno del Poder Legislativo del Estado de Zacatecas, se presentó la Iniciativa de Ley que busca eliminar todo acto de “violencia innecesaria”, física, sexual, psicológica o moral en el proceso de embarazo, parto y postparto de las mujeres zacatecanas, tanto en las instituciones de salud pública como privada, estableciendo los protocolos del “parto humanizado”

En su exposición, la diputada Gabriela Pinedo Morales, del Partido del Trabajo, señaló que “el parto debiera ser un proceso normal, natural y saludable, porque, toda mujer tiene el derecho a dar nacimiento a sus hijos de manera libre, sin intervenciones médicas violentas y de ninguna índole, teniendo alternativas profesionales para que dicho acontecimiento marque el desarrollo integral en la salud y potencie la vida para los actores principales.

Sin embargo, se ha detectado que en este proceso que debiera ser normal y natural, existen varias prácticas nada profilácticas que van desde violencia física, psicológica e institucional, y que no pueden pasar desapercibidas por las diferentes instituciones que intervienen, así como por el órgano legislativo que deben normar y sancionar a los sujetos que realizan estas prácticas”.

Agregó que “la elevada incidencia en la realización de la denominada Cesárea, que es la operación quirúrgica que consiste en extraer el feto del vientre de la madre mediante una incisión en la pared abdominal y uterina y evitar el parto, ha ido en ascenso en los últimos años, violentando a las mujeres reiteradamente en el embarazo, parto y puerperio.

Dicho sea de paso, tan solo el nacimiento resulta una experiencia de impacto en la salud y vitalidad de la mujer, por lo que si se añade la práctica indiscriminada de la Cesárea casi de forma automática, denigra e invade el derecho de las mujeres a traer de forma libre y saludable a sus hijos”.

Cabe señalar que en nuestro estado no existe la norma que obligue a dar seguimiento a este problema, y que no solo en la medicina privada sino también en la institución pública de salud, la atención a las mujeres en esta situación, debe ser una preocupación del Estado y el Poder Legislativo tiene la oportunidad de abonar en la implementación de los protocolos respectivos.

Añadió la diputada Pinedo que “es fundamental que todos los partos sean atendidos por profesionales sanitarios capacitados, sensibles, humanos y procuradores de la protección de los derechos de las mujeres y el niño, que se cuente con datos duros y fiables que permitan actuar de forma directa y sancionar cuando ocurra una violación a los derechos de las mujeres embarazadas”.

La iniciativa fue suscrita por un gran número de diputados presentes en la sesión, y será analizada en las comisiones de trabajo del Poder Legislativo, en donde se podrá enriquecer con foros de Parlamento Abierto, consultas y opiniones de asociaciones de mujeres y profesionistas antes de ser dictaminada.

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *